You are currently browsing the tag archive for the ‘riqueza’ tag.

Me gusta ver algunos reality shows en la televisión, como “¡No te lo pongas!” o “Trinny and Susannah”.  Se trata de cambiar totalmente el guardarropas de alguien a quienes sus familiares y amigos creen que se viste… mal.  Es bastante común que sean mujeres que jamás han gastado en sí mismas, pero sí para sus hijos o maridos o que ayudan a otros y que se esconden detrás de ropas demasiado grandes o ridículas.
 
Es bastante sorprendente a veces lo mal que se sienten cuando se tienen que ocupar de sí mismas, alejadas de todos.  Se niegan a gastar ¡tanto! en un tapado o en un par de zapatos.  En el fondo, se consideran feas, muy gordas o muy flacas, poca cosa, se han olvidado de sí mismas (si alguna vez se consideraron).  Algunas tapan esto con actitudes extravagantes o serviciales pero, al final, terminan dándose cuenta de su poca autoestima, de la necesidad de estar tras de los demás para ser alguien. 
 
Con el enorme cambio producido (no sólo externamente sino internamente), vuelven a sus casas y se encuentran con que los otros las aprecian más en esa nueva actitud que como estaban antes.  Esa es la paradoja de muchos (de las mujeres en especial): creen que son más valorados cuanto más se sacrifican, pero en realidad es al revés.
 
¿Por qué?  Porque esa actitud es una carga para los demás: tenemos que hacer felices a mamá porque ella se sacrifica por nosotros.  Ella no es feliz sola, ella no es nadie sin nosotros, ella da tanto que uno no puede compensar eso jamás, ella… nos carga de culpas…
 
Invariablemente, hay una cuota de resentimiento de las dos partes en esto.  De una, porque se pone a un lado, porque no tiene vida propia, porque no es reconocida.  De la otra, porque siente ese reclamo (expresado o no).
 
Por otro lado, esto encubre algo más profundo: una parte evita conocerse, ocuparse de su propio bienestar, saber qué otras posibilidades tiene.  La otra, evita crecer, hacerse responsable de su vida.  Las dos tienen un acuerdo tácito de mantener ese estado, sin desarrollar el verdadero potencial que traen.
 
¿Las mujeres “modernas” se salvan de esto?  No.  Más bien están más cargadas todavía.  El otro día, escuchaba la publicidad de una revista para “la mujer que era perfecta en todo: hermosa, excelente profesional, madre genial, esposa cariñosa, etc., etc.”.  ¡Mi Dios!, pensé, ¿alguna otra exigencia?  Tironeadas por sus propias demandas, las de sus hijos, las del trabajo, las de sus maridos, terminan abrumadas, cansadas, irritables. 
 
¿Y los hombres?  ¿La sacan mejor?  No.  Su viejo de rol de “proveedor” está más difícil y exigido que nunca.  Además, los cambios en las mujeres han puesto en entredicho mucho de sus ideas y acciones y les cuesta encontrar una nueva posición.
 
Hombres y mujeres están agobiados y oprimidos por antiguos y nuevos imperativos, con la imposición de que “deben ser perfectos”.  El Ego se mata con este tema, ya siempre se siente inadecuado, inacabado, desacertado, por lo que no puede percibir que YA somos perfectos e íntegros.
 
Como comentaba en el anterior Boletín, no es cuestión de correr detrás de las quimeras que la sociedad vende.  Más bien, se trata de frenar y replantearse quién es uno, qué quiere, cómo lo quiere, con quién desea compartirlo, para qué está aquí.  En fin, las grandes preguntas de siempre, que no conviene mucho reflotar porque, de lo contrario, saltarían las tontas y pobres pretensiones de estos tiempos, vestidas de Versace.
 
Como nunca, asistimos al embrutecimiento de las masas a través del entretenimiento (como escribí en “Discriminando” en el blog).  Nos cuesta horrores  estar en silencio, solos, escuchándonos.  Inmediatamente, crece el miedo, el vacío, los planteamientos, los sueños irrealizados, las recriminaciones. 
 
Confiar en nosotros mismos y en la Vida es una respuesta.  Una renuente respuesta al principio, ya que no estamos habituados.  Como mucho, después de leer material de autoayuda, confiamos en ser “positivos”.  Algo es algo, pero en el fondo no es más que lo mismo disfrazado. 
 
Confiar es abrazar la vida con todo lo que tiene.  Es saber que puedes con cualquier cosa, porque tú has creado esa cosa.  Es entregarte al fluir.  Es creer que todo es para tu propio bien y de la totalidad.  Es rendirte a la magia del presente, a este instante fugaz y eterno.  Es aceptarte y amarte.  Ya.

Un artículo publicado en Abrazar la Vida

Todas las personas en todo el mundo, a pesar de nuestras pequeñas o grandes diferencias, tenemos un sueño, un gran sueño que deseamos alcanzar y realizar en la vida. No importa lo que estés haciendo o en lo que estés trabajando, alcanzar esa meta, ese ideal, ese Gran Sueño, es lo que realmente va a hacer tu vida completa, es lo que va a permitir,  tu auténtica y verdadera realización..

Lamentablemente muchos nos dejamos vencer por los obstáculos y por los temores internos que se atraviesan en nuestro camino y muchas veces dejamos en el olvido o en el capítulo final  de nuestro libro de recuerdos, ese sueño, ese gran sueño por el que alguna vez luchamos con tanta ilusión y esperanza ó quizás por ese sueño, por el que nunca hicimos nada, absolutamente nada por alcanzarlo.

Los grandes emprendedores de la historia mundial, dejaron muchas cosas y temores atrás por ver transformar en una realidad esa idea, esa meta, ese sueño que no los dejaba dormir…

¿Qué fue fácil para ellos?

No lo creo… el camino hacia la conquista de nuestros sueños, no es fácil, esta plagado de muchísimos obstáculos externos e internos, el miedo, el temor al fracaso, la falta de fe, la incertidumbre, el desanimo al no ver resultados en el corto plazo, la desmotivación, la falta de persistencia…

Recuerda:

Fallar no te convierte en un fracasado. Rendirte, aceptar el fracaso, y no querer volver a intentar si lo hace.

Elbert G. Hubbard

 

Si ellos, Bill Gates de Microsoft, Jeff Bezos de Amazon,  Steve Jobs de Apple, Michael Dell de Dell Computer, Walt Disney de Disney entre muchísimos otros, lo pudieron hacer…

Alcanzar su Sueño…

¿Porqué nosotros no?,

 Ellos persistieron y nunca dejaron de creer en sus sueños y al final de su ascenso a la cima y luego de atravesar infinidad de obstáculos y barreras, vieron finalmente coronado todo su esfuerzo, paciencia y fe en que si podían lograrlo.

Disfruté de mis años en la universidad y en muchos aspectos me apenó dejarla. Lo hice sólo porque tenía una idea, fundar la primera empresa de microordenadores, que no podía esperar.

Bill Gates

Sin embargo, hay algo muy importante en el éxito de todos ellos y que es imprescindible resaltar, todos sin excepción, se divertían con lo que hacían, cada paso que daban en su camino a  la cima, era hecho con amor, pasión y fe, el éxito cayó luego por su propio peso.

Y es que no puede haber Éxito si no haces lo que realmente te gusta, cualquier cosa realizada con amor definitivamente ha de tener éxito, tarde o temprano.

No hay triunfo sin sacrificio, el sacrificio de haber convivido con la incertidumbre durante el camino a la cima, esa incertidumbre que muchísimas veces ha matado los sueños de hasta de los mas entusiastas y tenaces emprendedores.

Todos los que han logrado cosas grandiosas en la vida, han tenido un gran propósito, fijaron la mirada en un objetivo que se encontraba alto, uno que en ocasiones parecía imposible.

Orison S. Marden

Soñar en grande es una de las acciones más grandes y maravillosas que puedes hacer en la vida.  No importa tu profesión u ocupación. Si eres un fabricante de ropa de vestir, no fijes tú mirada solo en vender tus productos, fija el sueño de tu vida  en ser el fabricante de ropa más reconocido y admirado del mundo;  Si eres un arquitecto, no fijes tu mirada en solo diseñar edificios de departamentos, fija tu sueño en diseñar los mejores departamentos del mundo entero;  Si eres un escritor, no fijes tu más grande meta en simplemente publicar o lanzar un libro, fija tu sueño en como lograr  que tu libro sea uno de los integrantes de la famosa lista de Best Sellers del New York Times;  Si eres un economista, no fijes tu mirada solo en alcanzar una gerencia general en una gran empresa de tu país, fija tu sueño en como realizar tu trabajo para alcanzar esa meta y a la vez puedas ser reconocido con un premio nobel en economía; Si quieres ser un gran vendedor, no te conformes simplemente en ser el número uno en tu rama y en tu ciudad, fija tu sueño en cómo convertirte en el mejor vendedor del país entero y porqué no… del mundo entero.

De este modo cuando finalmente alcances tu sueño, tu gran sueño, por el que apostaste y luchaste con toda la fuerza de tu ser, realmente te sentirás como que alcanzaste la cosa más grande y maravillosa del mundo. Ninguna persona desea, luego del gran camino atravesado hacia la conquista de sus sueños, mirar hacia atrás y luego decir, “yo alcancé el sueño por el que tanto luché y con mucho sacrificio, pero pude haberlo hecho muchísimo mejor.”

Como alguna vez leí, “es mejor apuntar a la perfección y fallar, que apuntar a la imperfección y dar en el blanco.”

Estamos en este mundo para realizar un sueño, nuestro sueño. Vivamos por él, hagamos hasta lo imposible por alcanzarlo, pongamos la vida en ello y si nos damos cuenta de que no podemos realizarlo, quizá en ese momento, necesitemos hacer un alto en el camino y experimentar un cambio radical en nuestras vidas.

Y entonces, con otro aspecto, totalmente renovados y con otras posibilidades, lo lograremos.

Es buscando lo imposible como los hombres han encontrado y alcanzado lo posible, y aquellos que se limitaron a lo que visiblemente era posible, nunca dieron un paso.

No deseo terminar sin antes dejarte dos lindos pensamientos:

Todos los hombre sueñan, pero no todos sueñan igual. Aquellos que sueñan durante la noche, en los polvorientos nichos de sus mentes, despiertan por la mañana para encontrar que todo fue vanidad; pero los que sueñan en el día, estos son los peligrosos, porque sueñan con los ojos abiertos para hacer que esos sueños lleguen a ser una realidad.

T.E. Lawrence

El futuro le pertenece a aquéllos que creen en la belleza de sus sueños.

Eleonor Roosevelt

Que tengas Un Excelente Día
Hugo A. Pacheco Canny

Hoy queremos compartir con nuestros lectores este interesante power point para reflexionar.

Esperamos los comentarios en este blog.

 

 

agosto 2017
L M X J V S D
« Oct    
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  

Comunidades y Grupos

Compartiendo Soledades en Facebook

facebook

Ser Humanos en Ning Entrar a Ser Humanos

Mis enlaces