You are currently browsing the category archive for the ‘Reflexiones’ category.

“La conciencia universal es frecuentemente comparada al océano: una masa fluida, indiferenciada, y la primera fase de la creación correspondería a la formación de olas. Una ola puede ser considerada como una entidad individual, sin embargo es evidente que la ola es el océano, y el océano es la ola. No hay separación ni distinción en última instancia.

La fase siguiente de la creación sería una ola rompiéndose sobre las rocas y evaporándose en el aire como gotas de agua, que existirán en tanto que entidades individuales durante un corto periodo, antes de ser nuevamente tragado por el océano. Así, tenemos aquí momentos fugitivos de existencia separada.

Pero imaginemos ahora el agua evaporándose formando una nube. Ahora, la unidad original se oscurece y se esconde detrás de una verdadera transformación, y es necesario tener algún que otro conocimiento de física para darse cuenta que esta nube es el océano, y el océano es la nube. Sin embargo, al final, el agua de la nube se va a reunir con aquella del océano bajo forma de lluvia.

La separación final, donde el vínculo con la fuente originaria aparece completamente olvidada, es muchas veces ilustrada por un copo de nieve que se ha cristalizado a partir del agua de la nube que, en su origen, se había evaporado del océano. Tenemos ahí una entidad muy estructurada, muy individual y separada que no implica, en apariencia, ninguna similitud con la fuente.

Ahora, tenemos realmente necesidad de un saber sofisticado para reconocer que el copo de nieve es el océano, y el océano el copo de nieve. Y para reunirse con el océano, el copo de nieve debe abandonar su estructura y su individualidad; debe someterse a la muerte de su ego, de alguna forma, para volver a su fuente.”

Stanislav Grof

Anuncios

Temía estar solo hasta que…
…aprendí a quererme a mi mismo.

Temía fracasar hasta que…
…me di cuenta que, únicamente fracaso si no lo intento.

Temía lo que la gente opinara de mí, hasta que…
…me di cuenta que, de todos modos opinarían de mi.

Temía que me rechazaran, hasta que…
…entendí que debía tener fe en mi mismo.

Temía al dolor, hasta que…
…aprendí que éste es necesario para crecer.

Temía a la verdad, hasta que…
…descubrí la fealdad de las mentiras.

Temía a la muerte, hasta que…
…aprendí que no es el final sino más bien el comienzo.

Temía  al odio, hasta que…
…me di cuenta que no es otra cosa más que “IGNORANCIA”

Temía al ridículo, hasta que…
…aprendí a reírme de mi mismo.

Temía hacerme viejo, hasta que…
…comprendí que ganaba sabiduría día a día.

Temía al pasado, hasta que…
…comprendí que no podía herirme más.

Temía a la oscuridad, hasta que…
…vi la belleza de la luz de una estrella.

Temía al cambio, hasta que…
…vi que aún la mariposa más hermosa, necesitaba pasar por una metamorfosis antes de volar.

Una lista de 40 cosas que debes hacer en tu vida para ser feliz.

Si no podemos verlo en este blog, podemos pinchar en este enlace.

¿Sabemos en realidad cuáles son las pertenencias con las que contamos para enfrentar el desafío de la vida?, ¿Que es realmente de nuestra propiedad?, te invito a descubrir este cuestionamiento en apariencias, simple de contestar.

Dedicalé un poquito de tu tiempo a reflexionar

Si la ayuda y la salvación han de llegar, sólo puede ser a través de los niños, porque los niños son los creadores de la humanidad.
Maria Montessori (1870-1952), educadora, filósofa, psicóloga, y humanista italiana.

Ser bisexual duplica las oportunidades de conseguir una cita el sábado por la noche.
Woody Allen (nacido en 1935), director de cine estadounidense

Yo no sé si Dios existe, pero si existe, sé que no le va a molestar mi duda.
Mario Benedetti (nacido en 1920), escritor y poeta uruguayo.

La suerte favorece sólo a la mente preparada.
Isaac Asimov (1920-1992), bioquímico estadounidense.

Hay que intentar ser el mejor, pero nunca creerse el mejor.
Juan Manuel Fangio (1911-1995), piloto de Fórmula 1.

Lo que forma nuestra suerte no es lo que experimentamos, sino nuestra forma de sentirlo.
Marie von Ebner-Eschenbach (1830-1916), novelista austriaca.

Saber es relativamente fácil. Querer y obrar de acuerdo a lo que uno quisiera es siempre más duro.
Aldoux Huxley (1894-1963), escritor inglés.

Publicadas en Muy Interesante

Hoy nos sentimos un poco románticos en este blog y, queremos compartir este vídeo de Agustín.

Que lo disfruten.

Un día un viejo campesino fue a verle y le dijo: “Mira, tú debes ser Dios y debes haber creado el mundo, pero hay una cosa que tengo que decirte: No eres un campesino, no conoces ni siquiera el ABC de la agricultura. Tienes algo que aprender”.

Dios dijo: “¿Cúal es tu consejo?”

El granjero dijo:” Dame un año y déjame que las cosas se hagan como yo quiero y veamos que pasa. La pobreza no existirá más.”

Dios aceptó y le concedió al campesino un año. Naturalmente pidió lo mejor y solo lo mejor: ni tormentas, ni ventarrones, ni peligros para el grano.

Todo confortable, cómodo y él era muy feliz. El trigo crecía altísimo. Cuando quería sol, había sol; cuando quería lluvia, había tanta lluvia como hiciera falta. Este año todo fue perfecto, matemáticamente perfecto.

El trigo crecía tan alto….que el granjero fue a ver a Dios y le dijo:”¡Mira! esta vez tendremos tanto grano que si la gente no trabaja en diez años, aún así tendremos comida suficiente”.

Pero cuando se recogieron los granos estaban vacíos.

El granjero se sorprendió. Le preguntó a Dios :”¿Qué pasó, qué error hubo?”.

Dios dijo: “Como no hubo desafío, no hubo conflicto, ni fricción, como tu evitaste todo lo que era malo, el trigo se volvió impotente. Un poco de lucha es imprescindible. Las tormentas, los truenos, los relámpagos, son necesarios, porque sacuden el alma dentro del trigo”.

Siempre es imprescindible un poco de lucha. También las tormentas nos enriquecen.

Un artículo de David Montalvo

Os invito a ver, con calma y tranquilidad esta presentación:

Y, tambien una visita por mi página en SlideShare

A través de Facebook, he tenido el placer de conocer a María Teresa Perez Gatell y, su iniciativa editorial; me llamó la atención y le solicité que me hablara de su libro “Convulsiones del Alma”; su respuesta la transcribo aquí:

….Puedo añadir que mi libro se trata de muchos temas; la vida, la muerte y la eternidad que conviven con uno mismo. Fue escrito desde el fondo mismo de mi alma. Es una “conversacion” entre mi alma y yo de asesinar los rumores y los chismes que merodean por mi casa y por la tuya…

Toco temas controversiales. Y doy mi opinion sincera al respecto, sin confundirme con organizaciones que asfixian la inteligancia emocional y espiritual que hay en mi. A mi manera cuento lo que he experimentado como ser humano y divino que soy. Hablo de violencia domestica que por mas de veinte años de mi vida me arropo. Cuento algunos hechos reales de esa historia pasada ya. Hablo de los religiosos que dicen ser cristianos o religiosos pero estan sus almas blindadas de mascaras y de hipocresia.

“Convulsiones del alma” es un testimonio. Hablo del maravilloso encuentro que tuve con Jesus, hablo del mundo y del otro mundo…

Es una de esas historias reales del tiempo muerto, un tiempo separdo de Dios y demasiado necesitado de el. Una relacion entre el cielo y el infierno. Un libro de Dios y de Satanas. Un escrito que me tomo casi una vida…

No llevo en mi libro ninguna denominacion a cuestas como una cruz que no me interesa cargar porque creo en que para llegar a Dios no se necesitan interlocutores.

Gracias otra vez amigo por escribirme, me encantan los hombres inteligentes. Te envio mi buena vibra y todas las energias positivas del Universo que se confabulan cuando hay dos almas que se encuentran en espacios de distancias y tiempo como ha ocurrido con nosotros hoy…

Bueno te aviso del libro ya que estoy en gestiones de colocarlo en puestos de ventas en PR y EEUU. Tambien en varios sites del Internet.

El proceso esta por finalizar. Que Dios cuide tu alma y el alma de los que amas. Cordialmente, Maria Teresa.

Añadir que María Teresa tiene un grupo en Facebook con el mismo nombre “Convulsiones del Alma” como medio no solo de promoción, sino de prolongación del libro; yo estoy en él y os invito a paricipar a vosotros tambien; la dirección: http://www.facebook.com/group.php?gid=17144167162 .

Actualización: María Teresa, me envía un mensaje dejando una página en Amazón, desde la que podemos comprar el libro directamente. Más facilidades, imposible.

Enhorabuena María Teresa, te deseamos los mayores éxitos

Imaginemos solo por un momento que podemos hacer realidad todos nuestros deseos, que solo con desear cualquier cosa podemos verla manifestada ante nuestros ojos, ¿Cuál sería su primer deseo? y si tuviera que escoger solo un deseo, ¿Cuál sería?.

Viéndolo con los ojos de la Abundancia, que es la compañera inseparable de la Prosperidad, realmente no importa cual sea su primer deseo, pues puede tenerlos todos y la idea de que se nos pueda conceder solo un deseo es contraria a nuestra esencia de seres plenos y aun así podemos elegir que se nos cumplan todos nuestros deseos.

La Prosperidad es un estado de consciencia, y como tal necesita ser alimentado de pensamientos positivos para poder manifestarse. Sucede que algunas personas desean, piensan, sienten y se expresan de una manera muy limitada y eso los conecta a una consciencia de carencia, la cual es contraria a la naturaleza.

Para muestra considere la cantidad de oxigeno que tiene a su disposición, ¿Podrá alguna vez respirar hasta acabarlo? y que tal la energía vital que nos provee el Sol ¿Podrá alguna vez absorberla toda?, y sobre los océanos, ¿Sería alguien capaz de beber toda esa agua? o a un nivel más personal, en condiciones normales, mientras viva ¿Dejarán alguna vez de reproducirse sus células?

Entonces ¿Por qué si tenemos reservas ilimitadas de lo que es más valioso para la vida tendemos a creer que somos carentes de tantas cosas?. ¿Se ha hecho alguna vez esa pregunta?, sino lo ha hecho tal vez esté allí la razón por la cual la Prosperidad no forma parte permanente de su vida.

Las personas prosperas están conscientes de la abundancia que existe a su alrededor y son agradecidas por la misma. Este pequeño detalle puede ser la diferencia entre desear y manifestar.

Tal vez simplemente no estamos conscientes de las maravillas a nuestro alrededor, no las valoramos y por ello no las agradecemos. El agradecimiento es muy importante en la vida, con mucha facilidad tendemos a dar las cosas por sentadas, sentimos que son naturales y por eso no las valoramos.

Tomemos como ejemplo la capacidad que tiene cada ser humano de percibir el agradable olor de las flores, al olerlas nos deleitamos con su fragancia, pero ¿Agradecemos la capacidad de percibirla?, ante un paisaje disfrutamos de su belleza, pero ¿Recordamos dar gracias por ser capees de verlo? y al despertar ¿Damos gracias por estar vivos y un nuevo día que se nos regala para hacer realidad nuestros sueños?

¿Estamos conscientes de esos pequeños detalles en nuestras vidas?. Recordemos que en la vida son precisamente los pequeños detalles los que hacen las grandes diferencias y es la Gratitud la que abre la puerta a la Prosperidad y la Abundancia en nuestras vidas.

Muchas veces son nuestros propios pensamientos los que le cierran la puerta a la Prosperidad al concentrarnos en aquello de lo que “supuestamente” carecemos y eso nos impide ver la Abundancia con que contamos en nuestras vidas. Si nos concentramos en nuestras carencias será difícil ver y agradecer lo que tenemos.

Veamos lo que dijo una vez Thoreau: “Estoy convencido, a partir de la experiencia, de que permanecer en este mundo no es un trabajo arduo sino una diversión cuando vivimos con sencillez y sabiduría. La mayor parte de los lujos, y muchas de las así llamadas comodidades de la vida, no solo son completamente prescindibles, sino verdaderos, obstáculos para la elevación de la humanidad”

De lo anterior resulta importante considerar si aquello que nos proponemos es realmente relevante y beneficioso para nuestro bienestar o es simplemente un capricho que podría traernos más situaciones desfavorables que bendiciones.

Pero ¿Qué es realmente la Prosperidad?, el diccionario la define como: “Curso venturoso de las cosas; éxito feliz.”. Ventura, éxito, sobre el éxito ya tratamos en un artículo del mismo nombre publicado en “Astro Papýrus” que puede leer en nuestro Web Site, valga recordar que es simplemente una “salida hacia” es decir el permitirle fluir a lo que llevamos dentro.

Permítasenos adoptar la definición: “La Prosperidad es la capacidad de crear lo necesario en el momento preciso”, la cual no contradice la definición original pero se adapta mejor a nuestro enfoque, veamos porque.

Tenemos una provisión ilimitada de oxigeno, agua y energía solar en este planeta, no es nuestra pero podemos tomar cuanto necesitamos en el momento que nos hace falta. ¿Cierto?

Esto se ajusta a la economía del universo, la cual provee en abundancia más no contempla los despilfarros ni los acaparamientos. Todo fluye y siempre hay en abundancia para todos.

Así mismo, el universo en esa misma sabia economía prevé la satisfacción de las necesidades de cada ser que lo habita y en el momento justo le provee lo necesario, ni más ni menos. Si esto es cierto ¿Por qué algunas personas se sienten carentes de tantas cosas?.

En este punto es necesario establecer contacto con la realidad, es frecuente ver personas lamentándose cuando están rodeadas de lujo y comodidad, mientras que otras son felices solo con poco. ¿Cuál es la diferencia?. Es muy sencillo, tiene que ver con nuestra autoestima, quien se valora por lo que es siempre está satisfecho, mientras que quien se valora por lo que tiene nunca tendrá suficiente para sentirse satisfecho.

Es importante recordar también que la vida nos da no lo que se nos antoja caprichosamente sino lo que realmente necesitamos. Lo hace desde un plan que muchas veces nosotros no alcanzamos a percibir y que esta destinado a hacernos crecer y ser capaces de expresar todo lo que llevamos dentro en forma de potencial y que de otra manera nunca tendría la oportunidad de manifestarse.

Esto es también Prosperidad, pues estamos creando (o el universo proporcionando) exactamente lo que necesitamos en ese momento. Solo falta agradecerlo para verlo transformado en bendiciones. Muchas veces un simple cambio de actitud puede obrar milagros.

¿Cómo podemos permitir que se manifieste la Prosperidad en nuestras vidas?, es muy sencillo, comencemos por revisar nuestra manera de pensar según lo mencionado anteriormente y seamos agradecidos por todo lo afortunados que somos al contar con tantos recursos ilimitados a nuestra disposición, por nuestra capacidad de crear nuestra realidad y por todo lo maravilloso que llevamos dentro y podemos manifestar sin ningún esfuerzo, y comencemos a confiar en esta capacidad.

Una vez que nos habituamos a este nivel de consciencia de Plenitud comenzamos a dar cada vez más de nosotros mismos, no damos cuenta que tenemos de sobra para compartir y por ley natural todo se nos devuelve multiplicado.

A partir del momento que logremos eso podemos pasar de simplemente imaginar como decíamos al principio para comenzar a manifestar. Al conectarnos conscientemente con la Prosperidad esta se convierte en una consecuencia natural de obrar en armonía con las leyes del universo, ¡Que la disfrute!.

Un artículo publicado en Helios 3000

noviembre 2017
L M X J V S D
« Oct    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930  

Comunidades y Grupos

Compartiendo Soledades en Facebook

facebook

Ser Humanos en Ning Entrar a Ser Humanos

Mis enlaces