La transparencia es una actitud clave para cualquier organización no lucrativa que contribuye a asegurar la sostenibilidad en el tiempo de la misma.

La transparencia es un factor clave para que las organizaciones no lucrativas generen confianza en aquellas personas o instituciones que les confían sus recursos. Es por ello que la mayoría de los investigadores subrayan la importancia de las auditorias como herramienta para gestionar este proceso de confianza.

El estudio llevado a cabo por SIGMA en colaboración con IESE IRCO señala que casi un 40% (69 de las entidades participantes) declara que su entidad ha sido auditada. Por tanto y teniendo en cuenta los escasos recursos con que cuentan estas organizaciones, parecería que en este terreno se está mejorando. Sin embargo, el mencionado estudio también se encontró con la reticencia de muchas organizaciones para comunicar la cifra global de su presupuesto para los años 2005 y 2006, lo cual manifiesta una escasa cultura de transparencia en las ONL. 

Aunque las asociaciones y fundaciones de menor tamaño y, por tanto recursos, no puedan implementar una auditoria externa, existen otras herramientas como la publicación de la memoria anual que les permite dar a conocer la procedencia y el destino de los recursos de la organización.

La transparencia es un tema de cultura organizativa, y básica para la sostenibilidad, que deben acometer tanto órganos de gobierno como la dirección general. El sector no lucrativo debe dar un paso más allá y adelantarse a lo que la sociedad o administraciones puedan reclamar.

Un artículo publicado en Diario Responsable

Anuncios